La investigación dio a conocer que los niños llevaban meses mendigando en las calles, en el cine, eran motivos de pelea.Transitaban por el barrio pidiendo limosnas mientras se hacian pasar por ciegos. Las autoridades determinaron que éstos eran responsables de la muerte de los dos ciudadanos. En su defensa los niños canibales alegaron que lo hacian por sobrevivir.

La pandilla fue llevada a un albergue de menores donde se les dará el trato adecuado para mejorar sus condiciones de vida.